En este momento estás viendo Cesión de derechos sobre los ingresos por otorgar el uso o goce temporal de inmuebles

Cesión de derechos sobre los ingresos por otorgar el uso o goce temporal de inmuebles

El cuarto párrafo del artículo 8 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta señala que:

“La cesión de derechos sobre los ingresos por otorgar el uso o goce temporal de inmuebles, debe considerarse por las personas morales contribuyentes como una operación de financiamiento; la cantidad que se obtenga por la cesión se tratará como préstamo, debiendo acumularse las rentas devengadas conforme al contrato, aun cuando éstas se cobren por el adquirente de los derechos. La contraprestación pagada por la cesión se tratará como crédito o deuda, según sea el caso, y la diferencia con las rentas tendrá el tratamiento de interés.

El importe del crédito o deuda generará el ajuste anual por inflación, el que será acumulable o deducible, según sea el caso, considerando para su cuantificación, la tasa de descuento que se haya tomado para la cesión del derecho, el total de las rentas que abarca la cesión, el valor que se pague por dichas rentas y el plazo que se hubiera determinado en el contrato”.

Veamos qué es lo que se pretendió regular con esta disposición.

Si una persona que es propietaria de un inmueble o puede gozar de los frutos del arrendamiento de este, le otorga a otra mediante un contrato el derecho a cobrar las rentas, con el beneficio de que el adquirente le anticipe las rentas o se las pague en una cantidad menor, deberá considerar la diferencia entre rentas como un interés. Numéricamente esto se explica como sigue:

Persona A arrendadora, propietaria de un inmueble, recibirá de una persona B arrendataria rentas en la cantidad de $ 96,000. La persona A firma un contrato con la persona C por medio del cual esta cobrará las rentas a la persona B, pagándole a la persona A la cantidad de $ 80,000. La diferencia de $ 16,000 se considerará interés. El que se den casos en que una persona conceda a otra el derecho a cobrar las rentas a cambio de pagar un interés puede deberse a que le resulte conveniente, por ejemplo, delegar las funciones de administración del inmueble y gestión de cobranza, o bien, le es conveniente obtener todo el ingreso en un solo momento, etc.

En nuestro ejemplo y de acuerdo con lo expuesto, la persona A deberá considerar como ingreso $ 96,000 y tendrá un gasto por intereses pagados de $ 16,000. La persona C solamente tendrá un ingreso en la cantidad de $ 16,000 por concepto de intereses. La persona B tendrá un gasto por arrendamiento en la cantidad de $ 96,000.

Por: Redacción

Deja una respuesta