¿Son objeto de IVA los medicamentos que se proporcionan como parte de los servicios de un hospital y los productos para la salud conocidos como “milagro”?

Existe un criterio interno del Servicio de Administración Tributaria, identificado como 10/IVA/N, que señala que en el suministro de medicamentos como parte de los servicios de un hospital se debe considerar la tasa general del IVA, es decir, del 16%.

Como sabemos, el artículo 2-A, fracción I, inciso b), de la Ley del Impuesto al Valor Agregado establece que se aplicará la tasa del 0% en la enajenación de medicinas de patente. El artículo 7 del Reglamento de la Ley del Impuesto al Valor Agregado define a las medicinas de patente como aquellas consistentes en:

“especialidades farmacéuticas, los estupefacientes, las sustancias psicotrópicas y los antígenos o vacunas incluyendo las homeopáticas y las veterinarias”.

Una medicina de patente requiere contar con un registro sanitario. Productos de los conocidos como “milagro” que no cuentan con este registro no deben considerarse de patente y por lo tanto en su enajenación debe considerarse la tasa general del 16%.

El que el suministro de medicamentos como parte de los servicios de un hospital se considere gravado al 16%, es porque se asume como parte del servicio que da un hospital. Consideramos algo irregular este tratamiento fiscal, puesto que solo bastaría con que a los familiares del paciente se les indicara que compraran los medicamentos que se le suministrarán a su familiar, incluso comprados en farmacias ubicadas dentro de los hospitales, para que la tasa de impuesto que se aplicara fuera del 0%.

El criterio de la autoridad es el siguiente:

“El artículo 2-A, fracción I, inciso b) de la Ley del IVA señala que el impuesto se calculará aplicando la tasa del 0% cuando se enajenen medicinas de patente.

El artículo 17, segundo párrafo del Código Fiscal de la Federación establece que cuando con motivo de la prestación de un servicio se proporcionen bienes o se otorgue el uso o goce temporal al prestatario, se considerará como ingreso por el servicio o como valor de éste, el importe total de la contraprestación a cargo del prestatario, siempre que sean bienes que normalmente se proporcionen o se conceda su uso o goce con el servicio de que se trate.

Por tanto, se considera que cuando se proporcionan medicinas de patente como parte de los servicios durante la hospitalización del paciente, directa o vía la contratación de un paquete de atención especial, se encuentran gravados a la tasa del 16% del IVA, de conformidad con lo establecido en los artículos 14, fracción I de la multicitada ley y 17, segundo párrafo del CFF, en virtud de que se trata de la prestación genérica de un servicio y no de la enajenación de medicamentos a que se refiere el artículo 2-A, fracción I, inciso b) de la ley en comento”.

Por: Redacción

Posted in Fiscal and tagged , .

Deja un comentario