Responsabilidad solidaria referida a la venta de acciones

El cuarto párrafo del artículo 126, de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, señala que en los casos en los que las personas físicas enajenen acciones, se debe efectuar un pago provisional de impuesto sobre la renta en el monto que resulte de aplicar la tasa del 20% sobre el monto total de la operación, y será retenido por el adquirente de las acciones, si éste es residente en el país o residente en el extranjero con establecimiento permanente en México, excepto en los casos en los que el enajenante manifieste por escrito al adquirente que efectuará un pago provisional menor al 20% y siempre que cumpla con los requisitos que señala el Reglamento de la Ley del Impuesto Sobre la Renta. Respecto a ello, el artículo 215 del citado reglamento, establece que el adquirente, por cuenta del enajenante, podrá efectuar una retención menor al 20% del total de la operación, siempre que se dictamine la operación relativa por contador público registrado.

Las personas morales se encuentran obligadas a llevar un libro de acciones o partes sociales en el cual deben inscribir a sus socios o accionistas, es decir, a los propietarios de aquellas. Sin embargo, la fracción XI del artículo 26 del Código Fiscal de la Federación consigna la responsabilidad solidaria (respecto de las contribuciones omitidas y sus accesorios, excepto multas) que tienen las sociedades que, debiendo inscribir en el registro o libro de acciones o partes sociales a sus socios o accionistas, inscriban a personas físicas o morales que no comprueben haber retenido y enterado, en el caso de que así proceda, el impuesto sobre la renta causado por el enajenante de las acciones o partes sociales, o haber recibido copia del dictamen respectivo y, en su caso, copia de la declaración en la que conste el pago del impuesto correspondiente.

El artículo 20 del Reglamento del código citado, releva de la mencionada responsabilidad solidaria en los casos en los que, las sociedades que inscriban en el registro o libro de acciones o partes sociales a socios o accionistas personas físicas y morales que no les proporcionen la documentación necesaria para efectuar la comprobación antes referida, conserven copia de la constancia que emita el Servicio de Administración Tributaria a petición del socio o accionista de que se trate, en la que se señale que se entregó a dicho órgano desconcentrado la documentación que acredite que se cumplió con la obligación de retener y enterar el impuesto sobre la renta causado por el enajenante de las acciones o de las partes sociales o, en su caso, la copia del dictamen fiscal respectivo. La mencionada constancia se solicita a la autoridad hacendaria a través del buzón tributario, conforme a la ficha de trámite 144/CFF.

Por: Redacción

En la compraventa de desperdicios, se puede obtener una devolución inmediata de IVA a su favor

No obstante que el artículo 1-A de la Ley del Impuesto al Valor Agregado establece a las personas morales la obligación genérica de retener ese impuesto a las personas físicas, la fracción II, inciso b) del citado artículo señala que las personas morales que adquieran desperdicios para ser utilizados como insumo de su actividad industrial o para su comercialización deberán en todos los casos, inclusive tratándose de otras personas morales, retener el IVA.

El cuarto párrafo del artículo 1-A referido, señala que contra el entero de una retención de IVA efectuada, no debe realizarse acredita­miento, compensación o disminución alguna. Dicho en otros términos, una retención de IVA siempre debería pagarse. Sin embargo, como veremos a continuación hay una excepción a este mandato.

La regla 4.1.1., de la Resolución Fiscal Miscelánea 2020 establece que las personas morales que hayan efectuado la retención del IVA y que a su vez les hayan retenido dicha contribución, en ambos casos por la compraventa de desperdicios, cuando en el cálculo del pago mensual de IVA les resulte saldo a favor, podrán obtener la devolución inmediata de dicho saldo disminuyéndolo del monto del impuesto que hubieran retenido por las operaciones mencionadas en el mismo periodo. Digamos que en este caso se permitiría no pagar la retención.

La regla señala además que la disminución, solamente procederá hasta por el monto del impuesto retenido y que las cantidades por las cuales se hubiese obtenido la devolución inmediata, no podrán acreditarse en declaraciones posteriores, ni ser objeto de compensación.

Ejemplo:

Retención de IVA efectuada por el

contribuyente sobre compras efectuadas                         $ 1,000

Retención de IVA efectuada al contribuyente

sobre ventas realizadas                                                             $ 1,600

Es importante tener en consideración que la retención de IVA en los casos señalados es del 16% (es decir, se retiene el total del IVA) y no del 10%, que solo se efectúa exclusivamente por personas morales a personas físicas que les presten servicios personales independientes, o les otorguen el uso o goce temporal de bienes.

 

Determinación del pago mensual

Supongamos los datos siguientes:

Ingresos del periodo

por venta de desperdicio                $        10,000

Más:      IVA sobre ingresos (16%)                            1,600

Menos: IVA retenido (16%)                                      (1,600)

Igual a: Saldo                                                                            0

Menos: IVA acreditable del mes                                800 

Igual a: Saldo de IVA a favor         $         (  800)

Consideremos que dentro del IVA acreditable en la cantidad de $ 800 no se encuentra incluida ninguna cantidad del IVA de los $ 1,000.00 que se señala en el comprobante que expidió el proveedor que vendió el desperdicio. Esto se da porque el IVA acreditable asociado a una retención se acredita hasta el mes siguiente, según lo precisa la fracción IV del artículo 5 de la Ley del IVA. En ese orden de ideas, los $ 1,000.00 de IVA se acreditarán hasta el mes siguiente, que es cuando se enterará el IVA retenido.

El saldo a favor podrá obtenerse en devolución de forma inmediata, disminuyéndolo de la cantidad a pagar de $ 1,000 correspondiente a la retención que hizo el contribuyente.

Retención de IVA efectuada

por pagar                                               $         1,000

Menos: Saldo de IVA a favor                                     ( 800)

Iguala:  Cantidad a pagar por con-

              cepto de retención de IVA             $            200

Si el saldo a favor no fuera de $ 800, sino por ejemplo de $ 1,300.00, solo se acreditarían de este hasta $ 1,000.00. El remanente se tendría que solicitar en devolución de manera convencional.

Por: Redacción

¿Cuáles de los accesorios de las contribuciones son deducibles y cuáles pueden ser pagados mediante compensación?

Cada que la autoridad determina un crédito fiscal, este se integra no solo por la contribución omitida, sino también por multas, actualización y recargos, incluso gastos de ejecución. El párrafo segundo de la fracción I, del artículo 28 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, señala que no serán deducibles los accesorios de las contribuciones, a excepción de los recargos que se hubieren pagado efectivamente, inclusive mediante compensación. Como sabemos, la compensación universal es a la fecha una figura jurídica inexistente, pero, subsiste la posibilidad de compensar impuesto sobre la renta propio contra impuesto sobre la renta propio y, excepcionalmente, si son saldos a favor provenientes de 2018 o de años anteriores, se puede compensar ISR contra IVA y viceversa.

El último párrafo del artículo segundo del Código Fiscal de la Federación considera como accesorios de las contribuciones a los recargos, las sanciones (multas), los gastos de ejecución y a la indemnización que se debe pagar al fisco federal cuando se libra sin fondos un cheque para el pago de contribuciones. De esta lista, según lo señalado, solo se pueden deducir los recargos.

Tomemos en cuenta lo dispuesto por el tercer párrafo del artículo segundo del Código Fiscal de la Federación, que a la letra señala:

“Los recargos, las sanciones, los gastos de ejecución y la indemnización [antes referida] son accesorios de las contribuciones y partici­pan de la naturaleza de éstas. Siempre que en este Código se haga referencia únicamente a contribuciones no se entenderán incluidos los accesorios”

¿Son o no los accesorios parte de las contribuciones?

Lo son y conforme al texto legal participan de su naturaleza, por lo que la compensación de un saldo de ISR a favor, se puede efectuar no solo contra el monto del ISR propio a cargo, sino contra sus accesorios. Esto lo confirma el primer párrafo del artículo 23 del Código Fiscal de la Federación, al señalar que:

“Los contribuyentes obligados a pagar mediante declaración únicamente podrán optar por compensar las cantidades que tengan a su favor contra las que estén obligados a pagar por adeudo propio, siempre que ambas deriven de un mismo im­puesto, incluyendo sus accesorios”.     ¿Entonces por qué el artículo segundo del Código Fiscal de la Federación señala que “Siempre que en este Código se haga referencia únicamente a contribuciones no se entenderán incluidos los accesorios”? Esto se estableció de esta manera solo para facilitar al legislador toda la redacción del texto legal, pues de no ser así, cada que el legislador se refiriera a “contribuciones” tendría que estar aclarando para cada disposición en específico si en el concepto se incluyen los accesorios o no.

Por: Redacción

SAT lanza minisitio Plataformas Tecnológicas

A partir del 1 de junio de 2020 entró en vigor el nuevo esquema de Plataformas Tecnológicas; con el fin de facilitar el cumplimiento de las obligaciones fiscales, se ha creado un minisitio en el Portal del SAT (http://omawww.sat.gob.mx/plataformastecnologicas/Paginas/index.html) para que las plataformas tecnológicas nacionales o extranjeras, así como las personas físicas con actividad empresarial que enajenan bienes, prestan servicios o concedan hospedaje a través de internet mediante plataformas tecnológicas, aplicaciones informáticas y similares, localicen en un sólo lugar la información necesaria para realizar sus contribuciones.

Este minisitio está integrado por un apartado específico para las plataformas tecnológicas y otro para las personas físicas con actividades empresariales, con el fin de que conozcan sus obligaciones en materia de inscripción y actualización al Registro Federal de Contribuyentes (RFC), emisión de comprobantes fiscales, declaraciones de pago, declaraciones informativas, así como una sección con material de apoyo diverso relacionado con este tema.

Para conocer las declaraciones que estés obligado a presentar podrás ingresar a los simuladores.

En el caso de personas físicas, si pertenecen al RIF, pueden presentar su solicitud de cambio de régimen mediante un caso de Servicio de Atención al Contribuyente en https://portalsat.plataforma.sat.gob.mx/SATAuthenticator/AuthLogin/showLogin.action, autentificándote con tu RFC y contraseña. Podrán consultar su cambio de régimen, en un máximo de seis días hábiles. Bajo este esquema no es necesario acudir a las instalaciones para realizar el trámite.

Se sugiere que, para generar, actualizar o recuperar la contraseña utilices SAT ID; la cual funciona para cualquier régimen de personas físicas, a excepción de menores de edad, para lo cual deberás:

  • Utilizar SAT ID si eres persona mayor de 18 años inscrita en cualquier régimen de personas físicas.
  • Usar Chrome o Mozilla como explorador al momento de solicitar la contraseña a través de SAT ID, o descarga la aplicación en Play Store para Android o en App Store para IOS.
  • Adjuntar  una identificación oficial; si es INE, licencia o cédula profesional debes escanearla por ambos lados.
  • Si el SAT encuentra inconsistencias en el proceso de validación, se enviará un correo o un mensaje con las indicaciones para iniciar un nuevo proceso;  tienes hasta tres oportunidades para realizarlo.
  • En caso de contar con alguna discapacidad que impida cumplir con los pasos que pide SAT ID, se debe solicitar ayuda a un tercero que comente durante el video por qué  está ayudando, es importante que ambas personas aparezcan en el mismo.

Por: SAT