Proporción 80/20 en la enajenación de inmuebles por parte de las personas físicas
mayo 29, 2020
Responsabilidad de fedatarios públicos en el pago del IVA en la enajenación de bienes inmuebles
junio 5, 2020

¿Qué debe hacer para fines fiscales una persona que obtiene ingresos no recurrentes?

Cuando una persona obtiene algún tipo de ingreso en forma esporádica se dice que realizó un acto o actividad en forma accidental.

El artículo 107 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta precisa que quienes en el ejercicio obtengan en forma esporádica ingresos derivados de la prestación de servicios profesionales y no obtengan otros ingresos gravados ya sea por actividades empresariales u otros servicios profesionales, cubrirán, como pago provisional a cuenta del impuesto anual, el monto que resulte de aplicar la tasa del 20% sobre los ingresos percibidos, sin deducción alguna.

El pago provisional se hace mediante declaración que se presenta dentro de los 15 días siguientes a la obtención del ingreso.

Estos contribuyentes están relevados de la obligación de llevar libros y registros, así como de presentar declaraciones provisionales distintas de las señaladas, no obstante, deben presentar declaración anual y se pueden deducir, únicamente, los gastos directamente relacionados con la prestación del servicio profesional.

Observamos que la deducción no se puede efectuar al determinar el pago provisional pero sí al presentar la declaración anual.

Al darse de alta, a muchos contribuyentes que obtienen sus ingresos en forma esporádica la autoridad hacendaria les activa las claves correspondientes a la obligación de presentar la Declaración Informativa de Operaciones con Terceros.

Por su parte, el artículo 33 de la Ley del Impuesto al Valor Agregado señala que cuando se enajene un bien o se preste un servicio en forma accidental, por los que se deba pagar IVA, el contribuyente lo enterará mediante declaración dentro de los 15 días hábiles siguientes a aquél en el que obtenga la contraprestación, sin que contra dicho pago se acepte acreditamiento, es decir, no obstante que el contribuyente hubiera efectuado erogaciones necesarias para obtener el ingreso no podrá acreditar el IVA que les corresponda.

El referido artículo 33 precisa que cuando se realizan importaciones ocasionales (es decir equiparándolas a un acto accidental) el pago se hará como lo establece el artículo 28 de la ley citada, es decir, en aduanas.

Finalmente, el citado artículo 33, correlativamente a lo que dispone el artículo 107 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta establece que cuando se realizan actos o actividades accidentalmente no se debe formular declaración mensual (es decir, no periódica pero si aquella en la que se entera el impuesto) ni se llevará contabilidad; pero se deberán expedir comprobantes fiscales con el IVA por separado (a menos que el acto no sea objeto del impuesto) y conservar la documentación correspondiente durante 5 años.

Por: Redacción

Deja un comentario