Proporcionalidad tributaria en materia del ISR a cargo de las personas físicas

Proporcionalidad tributaria en materia del ISR a cargo de las personas físicas

La fracción IV del artículo 31 Constitucional estable­ce que las contribuciones deben ser proporcionales, lo cual significa que quienes más tienen más deben pagar y en función de su capacidad contributiva.

Las personas físicas determinan el impuesto sobre la renta a su cargo con base en las tarifas de los ar­tículos de la Ley del Impuesto Sobre la Renta 96, para efectos de sus pagos mensuales, y 152 para los fines de la determinación de su impuesto anual.

En virtud de que las cuotas y los porcentajes de esas tablas no aumentan en la misma proporción en que aumentan los ingresos, un contri­buyente se pretendió amparar alegando la inexisten­cia de proporcionalidad, considerando que si bien los que más perciben más pagan, lo hacen en demasía pues no hay una relación directa entre ingreso y pro­porción de impuesto. No obstante, la Suprema Cor­te de Justicia de la Nación declaró la improcedencia considerando que:

“Lo cierto es que quienes se encuentran en un ran­go inferior pagan menores impuestos que quienes se encuentran en el rango superior, en tanto que la diferencia entre un rango y otro se encuentra compensada con la cuota fija establecida. En ese sentido, el principio de proporcionalidad tributa­ria se cumple mediante el precepto, ya que quienes tienen mayores bienes económicos pagan mayores impuestos, y el hecho de que el aumento no sea en la misma proporción, no resulta en la inconstitu­cionalidad del precepto, pues tal delimitación obe­dece a la libertad configurativa del legislador”.

Deja un comentario