En este momento estás viendo La nueva exención en el ISR para las personas físicas del sector agropecuario

La nueva exención en el ISR para las personas físicas del sector agropecuario

La tributación de las personas físicas del sector agropecuario, desde 2014 ha sido algo extraña por el hecho de que se encontraba regulada en un capítulo inmerso dentro del Título Segundo de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, es decir, un título destinado a precisar la forma en que las personas morales deben contribuir fiscalmente. Para 2022 desaparece para las personas físicas la posibilidad de tributar dentro del régimen de actividades agrícolas, ganaderas, silvícolas y pesqueras y muchas de ellas se peguntan qué pasa con la exención en el pago del impuesto sobre la renta respecto de sus ingresos de hasta 40 veces el valor de la UMA anualizado que se tenía hasta 2021. La respuesta es que para 2022 las personas físicas que desarrollan las actividades primarias referidas podrán tributar dentro del Régimen Simplificado de Confianza si es que sus ingresos son de hasta 3 millones y medio de pesos, y si tales ingresos no exceden de 900 mil pesos, no pagarán cantidad alguna. Es así que el penúltimo párrafo de la Ley del Impuesto Sobre la Renta vigente a partir del 1 de enero de 2022 señala que:

“Las personas físicas que se dediquen exclusivamente a las actividades agrícolas, ganaderas, silvícolas o pesqueras, cuyos ingresos en el ejercicio no excedan de novecientos mil pesos efectivamente cobrados, no pagarán el impuesto sobre la renta por los ingresos provenientes de dichas actividades. En caso de que los referidos ingresos excedan dicho monto, a partir de la declaración mensual correspondiente se deberá pagar el impuesto conforme… (Al Régimen Simplificado de Confianza)*, en los términos que se determine mediante reglas de carácter general que al efecto emita el Servicio de Administración Tributaria.”

* La acotación en paréntesis es nuestra.

Respecto a la exclusividad en el desarrollo de las actividades, a diferencia de lo que se señalaba señalado hasta el año anterior, ahora se exige una totalidad y no una mayoría de ingresos, para que se considere la existencia de aquella. El citado penúltimo párrafo señala al respecto que:

“Para efectos del párrafo anterior, se considera que los contribuyentes se dedican exclusivamente a las actividades agrícolas, ganaderas, silvícolas o pesqueras cuando el total de sus ingresos representan el 100% por estas actividades.”

Por: Redacción

Deja una respuesta