En este momento estás viendo Reembolsos de capital que fueron utilidades capitalizadas y que al distribuirse se deben considerar dividendos distribuidos

Reembolsos de capital que fueron utilidades capitalizadas y que al distribuirse se deben considerar dividendos distribuidos

El artículo 181 de la Ley General de Sociedades Mercantiles establece que la asamblea ordinaria de accionistas se deberá reunir por lo menos una vez al año, dentro de los cuatro meses que sigan a la clausura del ejercicio social (por ejemplo, y en términos generales, a más tardar en abril de 2025) y se ocupará entre otras cosas de aprobar (o desaprobar) los estados financieros y sus notas. Los accionistas pueden acordar que la utilidad que se haya generado en un ejercicio fiscal se destine a incrementar la cuenta de utilidades acumuladas, o bien que se incremente esta pero también que se incremente la reserva legal, o bien, se destine al pago de dividendos a los accionistas, o, a incrementar la participación de los accionistas en la sociedad, es decir, incrementar el capital social, lo que se conoce como “Capitalización de Utilidades”.

Puede ocurrir que se decrete que las utilidades se distribuirán a los accionistas e incluso que efectivamente se les entreguen, pero, por situaciones que competan a los socios o accionistas deciden no retirar las utilidades o incluso reintegrarlas para que queden formando parte del capital. Pues bien, cuando posteriormente se rembolsa este capital, en realidad son las utilidades capitalizadas lo que se está reembolsando.

El segundo párrafo del artículo 10 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta establece que:

“Tratándose de la distribución de dividendos o utilidades mediante el aumento de partes sociales o la entrega de acciones de la misma persona moral o cuando se reinviertan en la suscripción y pago del aumento de capital de la misma persona dentro de los 30 días naturales siguientes a su distribución, el dividendo o la utilidad se entenderá percibido en el año de calendario en el que se pague el reembolso por reducción de capital o por liquidación de la persona moral de que se trate”.

De acuerdo con lo señalado, el reembolso se considerará dividendo distribuido y se le deberá dar el tratamiento fiscal como tal.

Las utilidades distribuidas a los accionistas tienen un tratamiento fiscal específico, es decir, si provienen de la Cuenta de Utilidades Fiscales Netas (CUFIN), la persona moral que las distribuye no estará obligada a pagar impuesto sobre la renta. Si no provienen de la CUFIN, esa persona moral deberá pagar dicho impuesto sobre dividendos.

Si una persona física percibe utilidades, debería dárseles a estas el tratamiento fiscal referido en el párrafo inmediato anterior, sin embargo, según lo comentamos, la Ley del Impuesto Sobre la Renta previene un periodo de gracia de 30 días naturales a partir de que esa persona recibe el dinero para decidir su utilización, es decir, si se queda con él, o lo reinvierte en la empresa que le hizo el pago. Si lo reinvierte, el dinero tendrá a partir de ello dos naturalezas:

Capital y dividendo. Si en algún momento ese dinero se le reembolsa al accionista no será objeto de impuesto en su naturaleza de capital, pero, sí se considerará un ingreso en su naturaleza de dividendo debiéndose proceder conforme al párrafo inmediato anterior. De ello que según lo señala el texto de ley:

“El dividendo o la utilidad se entenderá percibido en el año de calendario en el que se pague el reembolso por reducción de capital o por liquidación de la persona moral de que se trate”

La ley se refiere a la liquidación de la sociedad pues cuando ocurre, se debe reembolsar el capital a los socios o accionistas.

Solo hasta el momento en que se hace el reembolso de capital que previamente fue pagado con utilidades se considera obtenido el dividendo por parte de la persona física, y será hasta ese mismo momento que se deba determinar si por el dividendo se debe o no pagar el impuesto, es decir, dependiendo si se tiene saldo en la CUFIN o no. Esto guarda relación con el primer párrafo del artículo 77 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta. Los dividendos pagados disminuyen el saldo de la CUFIN, pero, en términos del referido artículo:

“…no se incluyen los dividendos o utilidades en acciones o los reinvertidos en la suscripción y aumento de capital de la misma persona que los distribuye, dentro de los 30 días naturales siguientes a su distribución”.

Por: Redacción

Deja una respuesta