La nueva facturación inmediata
enero 3, 2020

La verdadera intención de que se obligue a asesores fiscales a revelar esquemas reportables

En el ejercicio de sus facultades de comprobación, las autoridades fiscales han detectado diversos actos o actividades realizadas por los contribuyentes y que son producto de una indebida planeación fiscal, los cuales han tenido la finalidad de evadir o eludir el cumplimiento de las obligaciones fiscales, fundamentalmente las sustantivas, referidas estas al sujeto, objeto, base, tasa o tarifa, es decir, las que están relacionadas con los montos de las contribuciones a pagar. En función de ello, se establece para 2020 la obligación de los asesores fiscales de reportar los esquemas de operación que puedan implicar una lesión a la hacienda pública. Es por ello que con las obligaciones derivadas de lo que son los esquemas reportables, se adicionó al Código Fiscal de la Federación un Título Sexto denominado “De la Revelación de Esquemas Reportables”, con un Capítulo Único que comprende los artículos 197, 198, 199, 200, 201 y 202;  y en los artículos 82-A a 82-D del mismo ordenamiento, se establecen las infracciones y multas por el incumplimiento de las obligaciones fiscales inherentes a este nuevo Título, las cuales pueden ir desde $ 50,000.00 hasta $ 2,000,000.00, dependiendo el tipo y la gravedad de la infracción. Parece ilógico que se establezca la obligación de reportarle a la autoridad hacendaria las “estrategias fiscales” sabiéndose de antemano que se trata de prácticas fiscales indebidas. En realidad, las disposiciones no tienen de fondo la finalidad de que se le reporten, sino de establecer una responsabilidad solidaria al asesor fiscal, y con ello inhibir que se implementen. Resulta entonces también ilógico, que se suponga que si un contribuyente implementa una práctica fiscal indebida y sabiendo que lo es, se la vaya a reportar a la autoridad exactora.

Por: Redacción

Deja un comentario