¿Se pueden seguir utilizando los CFDI de una persona que fallece?
mayo 8, 2018
Segunda resolución de modificaciones a la resolución miscelánea fiscal para 2018
mayo 11, 2018

¿Son deducibles las erogaciones cubiertas mediante la compensación de saldos entre empresas?

¿Son deducibles las erogaciones cubiertas mediante la compensación de
saldos entre empresas?

El impuesto al Valor Agregado activa sus efectos fiscales conforme a un esquema
de flujo de efectivo; no obstante, hay casos en los que los adeudos o créditos por
cobrar no se extinguen con la forma convencional de un pago, sino mediante
compensación, cuando las empresas tienen adeudos entre sí.
El artículo 1-B de la Ley del Impuesto al Valor Agregado establece que “se
consideran efectivamente cobradas las contraprestaciones cuando […] el interés
del acreedor queda satisfecho mediante cualquier forma de extinción de las
obligaciones que den lugar a las contraprestaciones”.
Tratándose de personas físicas, la Ley del Impuesto Sobre la Renta no solo
contempla como forma de pago el efectivo, cheque girado contra la cuenta del
contribuyente, traspasos de cuentas en instituciones de crédito o casas de bolsa,
sino que los adeudos que una persona tiene los puede cubrir con la prestación de
sus servicios o entrega de bienes, lo cual conocemos como dación en pago. Es
así, que la fracción I del artículo 105 del ordenamiento referido establece que:
“Se consideran efectivamente erogadas [las deducciones] cuando el pago haya
sido realizado en efectivo, mediante traspasos de cuentas en instituciones de
crédito o casas de bolsa, en servicios o en otros bienes que no sean títulos de
crédito”.

Hay casos en que los adeudos entre empresas se generan porque ambas
realizaron operaciones con su contraparte.
Al compensarse los saldos se configura el pago en especie por lo que ambas
personas deben expedir un comprobante fiscal por el ingreso que perciben.
Debemos tener en cuenta lo que dispone el artículo 34 de la Ley del impuesto al
Valor Agregado:
Cuando la contraprestación que cobre el contribuyente por la enajenación de
bienes, la prestación de servicios o el otorgamiento del uso o goce temporal de
bienes, no sea en efectivo ni en cheques, sino total o parcialmente en otros bienes
o servicios, se considerará como valor de éstos el de mercado o en su defecto el
de avalúo. Los mismos valores se tomarán en cuenta tratándose de actividades
por las que se deba pagar el impuesto establecido en esta Ley, cuando no exista
contraprestación.
En las permutas y pagos en especie, el impuesto al valor agregado se deberá
pagar por cada bien cuya propiedad se trasmita, o cuyo uso o goce temporal se
proporcione, o por cada servicio que se preste.
El segundo párrafo del artículo 119 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta
igualmente nos refiere que en los casos de permuta se considerará que hay dos
enajenaciones.
Lo expuesto es congruente con el criterio del Servicio de Administración Tributaria
que se presenta a continuación referente a la compensación de saldos.
21/ISR/N. Personas morales que concentren sus transacciones de tesorería.
Excepción al requisito de deducibilidad previsto para la procedencia del
acreditamiento del IVA.
De conformidad con lo establecido por el artículo 27, fracción III de la Ley del ISR,
las deducciones autorizadas deben estar amparadas con un comprobante fiscal y
que los pagos cuyo monto exceda de $2,000.00 se efectúen mediante
transferencia electrónica de fondos desde cuentas abiertas a nombre del
contribuyente en instituciones que componen el sistema financiero y las entidades
que para tal efecto autorice el Banco de México; cheque nominativo de la cuenta
del contribuyente, tarjeta de crédito, de débito o de servicios, o los denominados
monederos electrónicos autorizados por el SAT.
Del mismo modo, el artículo 5, fracción I de la Ley del IVA señala que para
considerar como acreditable el IVA, debe corresponder a bienes, servicios o al uso
o goce temporal de bienes estrictamente indispensables, considerando como tales
las erogaciones efectuadas por el contribuyente que sean deducibles para los
fines del ISR.
Asimismo, la regla 3.3.1.3. de la RMF para 2018, señala que lo previsto en el
artículo 27, fracción III de la Ley del ISR solo es aplicable a las obligaciones que
se cumplan o se extingan con la entrega de una cantidad en dinero.

En algunos casos, personas morales que pertenecen a un grupo de empresas que
realizan operaciones recíprocas, han firmado convenios para concentrar sus
transacciones de tesorería a través de una empresa del mismo grupo que actúa
como centralizadora, la cual opera los procesos de pago mediante la cancelación
de cuentas por cobrar contra cuentas por pagar entre empresas del grupo, y en
consecuencia no se llevan a cabo flujos de efectivo para liquidar este tipo de
operaciones.
En ese sentido, cuando se dé el supuesto señalado en el párrafo anterior, se
tendrá por cumplido el requisito de deducibilidad previsto en el artículo 27, fracción
III de la Ley del ISR y, por ende, se tendrá por cumplido el relativo al
acreditamiento señalado en el diverso 5, fracción I de la Ley del IVA.
Por: Redacción

Deja un comentario