Dictamen preliminar de Miscelánea Fiscal 2020
octubre 18, 2019
Constancia de viáticos y porcentaje que podrá no ser comprobado
octubre 29, 2019

Procedimiento de cancelación del ajuste anual por inflación motivo de la cancelación de créditos o deudas

El artículo 88 del Reglamento de la Ley del Impuesto Sobre la Renta estatuye que los contribuyentes cancelarán la parte del ajuste anual por inflación a que se refieren los artículos 45 y 46 de la referida, correspondiente al crédito o deuda de la operación cancelada, conforme a lo siguiente:

I. Si la cancelación de la operación que dio lugar a un crédito o a una deuda ocurre antes del cuarto mes del ejercicio siguiente a aquel en el que se concertó la operación de que se trate (es decir, tratándose de un ejercicio regular a más tardar en el mes de marzo del año siguiente), los contribuyentes restarán del saldo promedio anual de los créditos o de las deudas del ejercicio en el que se acumuló el ingreso o se concertó la deuda que se cancelan, según corresponda, el saldo promedio del crédito o de la deuda del periodo en el que se consideró como crédito o como deuda.

Asimismo, cuando los créditos o deudas sean cancelados en los primeros tres meses del ejercicio siguiente a que se refiere el párrafo anterior, no se considerarán en el saldo promedio anual de los créditos o de las deudas, según corresponda, del ejercicio en el que se cancele la operación de que se trate.

Concluyendo, el descuento del saldo promedio anual de un crédito o deuda cancelados a más tardar en el mes de marzo del año siguiente, se descontará del ejercicio en el cual se originó dicho crédito o deuda. Hay que destacar que se resta el total del promedio, es decir, no solo el del año en que se origina el crédito o la deuda sino de los tres meses siguientes. De ello que se precise que ya no se deberá descontar del año en que se hace la cancelación ya que se duplicaría la deducción o acumulación.

Veremos en la fracción II que sigue que cuando la cancelación ocurre digamos que a partir del cuarto mes del ejercicio siguiente la cancelación se hace en el ejercicio en que ocurre, pero solo el promedio generado en el ejercicio en que se da tal cancelación.

II. Si la cancelación de la operación que dio lugar a un crédito o a una deuda ocurre a partir del cuarto mes del ejercicio siguiente a aquel en el que se acumuló el ingreso o se contrajo la deuda que se cancelan, los contribuyentes estarán a lo siguiente:

a) Restarán el promedio de los saldos que el crédito que se cancela haya tenido al final de cada uno de los meses que abarque el periodo comprendido desde la fecha en la que se acumuló el ingreso del cual proviene el crédito que se cancela hasta el mes en el que se cancela la operación respectiva, del saldo promedio anual de los créditos del ejercicio en el cual se cancele la operación.

b) Restarán el promedio de los saldos que la deuda que se cancela haya tenido al final de cada uno de los meses que abarque el periodo comprendido desde la fecha en la que se contrajo la deuda que se cancela hasta el mes en el que se cancela la operación respectiva, del saldo promedio anual de las deudas del ejercicio en el cual se cancele la operación.

El saldo promedio de los créditos o deudas que se cancelan, según corresponda, se calculará dividiendo la suma de los saldos al final de cada uno de los meses que abarque el periodo durante el cual se consideraron como crédito o deuda, entre el número de meses que abarque dicho periodo.

El artículo 88 reglamentario, también señala que:

Cuando la totalidad de los créditos o deudas que se cancelan deriven de ingresos o deducciones propias de la actividad del contribuyente y no excedan del 5% del total de ingresos acumulables o deducciones autorizadas, según sea el caso, correspondientes al periodo comprendido desde el mes en el que se concertó la operación de que se trate hasta aquel en el que se canceló, no será necesario efectuar la cancelación del ajuste anual por inflación.

Hay que destacar que lo dispuesto en el párrafo inmediato anterior es una posibilidad que se le da al contribuyente y no una obligación.

Por: Redacción

Deja un comentario