Determinación de un crédito fiscal a partir de la existencia de una discrepancia fiscal
Movimientos bancarios no autorizados
diciembre 5, 2018
Obtención de ingresos por adjudicación
diciembre 7, 2018

Pago del ISR por parte de los copropietarios

El artículo 92 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta establece que cuando los ingresos de las personas físicas deriven de bienes en co­propiedad, debe designarse a uno de los copropieta­rios como representante común, el cual deberá llevar los libros, expedir los comprobantes fiscales y reca­bar la documentación que determinen las disposicio­nes fiscales, así como cumplir con las obligaciones en materia de retención de impuestos. Los copropie­tarios deben responder solidariamente por el incum­plimiento del representante común.

 

Copropiedades en las cuales se llevan a cabo ac­tividades empresariales

Tratándose de una negociación que se desempeñe dentro del régimen de actividades empresariales y pro­fesionales, el representante común debe separar (así lo establece el artículo 108 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta) la parte de la utilidad y de los pagos provisionales efectuados que le corresponde a cada co­propietario. Esto nos lleva a considerar que se deben efectuar gastos comunes. Naturalmente que los com­probantes deberán estar a nombre del representante común. Falta normatividad respecto a la posibilidad de que los comprobantes puedan estar a nombre de cual­quiera de los copropietarios. También el artículo 108 de la ley citada, establece que cuando los ingresos de las per­sonas físicas deriven de bienes en copropiedad, deberá designarse a uno de los copropietarios como represen­tante común.

 

Se generan saldos a favor

Las disposiciones fiscales tienen el efecto de que a muchas personas les resulta un saldo a su favor en la declaración anual por dos razones: 

  1. En tanto los pagos provisionales se hacen sobre una misma base, el cálculo del impuesto anual se hace sobre bases separadas, resultando que al ser menor la base para efectos del cálculo del impuesto anual, los pagos provisionales proporcionales sean mayores.
  1. Cada copropietario puede hacer sus deducciones personales.

Cabe señalar que la Regla 2.3.2., de la Resolución Miscelánea Fiscal 2018, precisa que las per­sonas físicas que hayan obtenido durante el ejercicio fiscal ingresos derivados de bienes o negocios en co­propiedad, sociedad conyugal o sucesión, no pueden obtener la devolución automática de un saldo de ISR a su favor, y debido a ello, tales contribuyentes deben hacer el trámite de devolución “convencional” es decir, presentar el formato electrónico para devoluciones.

Arrendamiento de bienes en copropiedad

El artículo 145 del Reglamento de la Ley del Impues­to Sobre la Renta señala que tratándose de ingresos que deriven de otorgar el uso o goce temporal o de la enajenación de bienes, cuando dichos bienes estén en copropiedad, deberán presentar sus declaraciones de pagos provisionales y del ejercicio, tanto el repre­sentante común como los representados, por la parte proporcional de ingresos que les correspondan a cada uno. Cada contribuyente podrá deducir la parte pro­porcional de las deducciones relativas al periodo por el que se presenta la declaración.

Por: Redacción

Deja un comentario