Fraudes en las empresas
diciembre 4, 2018
Pago del ISR por parte de los copropietarios
diciembre 6, 2018

Movimientos bancarios no autorizados

Determinación de un crédito fiscal a partir de la existencia de una discrepancia fiscal

En los casos en los que como resultado de la elabo­ración de nuestras conciliaciones bancarias tenemos cargos bancarios que no se corresponden con nues­tros registros contables (es decir, detectamos salidas de efectivo que no tenemos contabilizadas) debemos analizar la situación en forma inmediata debido a que el hecho de que se haya emitido un cheque o se haya efectuado una transferencia bancaria, sin que ello se tenga contemplado, puede ser causa de una malversación de fondos.

Para lesionar a una empresa hay acciones ilícitas que van desde la falsificación de una o varias firmas; el robo de cheques o chequeras completas; la falsificación misma de un cheque, aun cuando en los últimos años las instituciones bancarias han incre­mentado sus medidas de seguridad respecto a los cheques que les entregan a sus cuenta habientes; hasta la sustracción de claves bancarias.

Si detectamos que una transferencia o un cheque reportado por el banco no los tenemos contabilizados, debemos consultar de manera inmediata el talonario de cheques, ya que es el lugar en el cual detectaremos que el cheque no está y más aún no tiene los datos del librado o bien debemos evaluar los protocolos que tenemos implementados para las transferencias bancarias.

Previa consulta con nuestro ejecutivo de cuenta po­demos acudir a la institución de crédito ya que mu­chas de las veces conservan en sus videograbacio­nes quiénes son las personas que cobran un cheque. Ocurre que mediante tal procedimiento podemos identificar a la persona que hace el cobro.

Es debido a lo expuesto que es recomendable que las chequeras se conserven bajo llave.

Cuando revisemos una conciliación bancaria, debe­mos verificar que esta tiene la fecha de origen de las partidas, dado que ello nos informa de su antigüe­dad. Generalmente partidas con antigüedad mayor a 3 meses son partidas con un problema concreto.

El requerirse firmas mancomunadas para la expedi­ción de cheques es un útil elemento de control, lo cual dificulta la comisión de algún delito por fraude.

Por: Redacción

Deja un comentario