Obtención de ingresos por adjudicación
diciembre 7, 2018
Ingresos por adquisición de bienes de las personas físicas
diciembre 11, 2018

Ingresos de las personas morales, por enajenación de bienes inmuebles

El primer párrafo del artículo 81 de la Ley del Impues­to Sobre la Renta señala que las personas morales que se ubican en el título tercero de dicho ordenamiento no son contribuyentes excepto en los casos en que perciban los tipos de ingreso siguiente:

  1. Enajenación de bienes (inmuebles).
  1. Intereses.
  1. Premios.

Para estos efectos serán aplicables las disposiciones contenidas en los capítulos IV, VI y VII, del Título IV de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, (disposiciones aplicables a las personas físicas que perciben ingresos por enajenación de bienes, intereses y premios). Es decir, las personas morales en tal caso deben efectuar el pago de ISR mediante retención que les efectúen las personas que les hagan los pagos. La retención que se les efectúe tendrá el carácter de pago definitivo.

Sin embargo, estarán exceptuadas de aplicar la dis­posición comentada (no serán sujetos del ISR), las personas morales siguientes:

  1. Partidos y asociaciones políticas legalmente reco­nocidos.
  1. La Federación, los Estados, los Municipios.
  1. Las instituciones que por Ley estén obligadas a entregar al Gobierno Federal el importe íntegro de su remanente de operación.
  1. Los organismos descentralizados que no realizan actividades empresariales.
  1. Persona morales autorizadas para recibir donati­vos deducibles para los donantes.

Otros casos que contempla la Ley del ISR para con­siderar como contribuyentes a las personas que se ubican en el citado título tercero se señalan en el sexto párrafo del artículo 80 de la Ley del ISR en el cual se precisa que estas personas morales sí son contribuyentes del impuesto sobre la renta, cuando:

  1. Enajenen bienes distintos a su activo fijo.
  1. Presten servicios a personas distintas de sus miembros.

En los dos numerales inmediatos anteriores se contemplan activi­dades distintas al fin de la persona moral. Como pue­de darse el caso de que esporádicamente cualquier asociación se encuentre en la necesidad de realizar dichas actividades, el citado precepto señala que únicamente se deberá pagar el impuesto cuando el importe de estas rebase el 5% de los ingresos totales de la persona moral en el ejercicio de que se trate. De rebasar el 5% señalado, la tasa será del 30%, pero únicamente sobre la utilidad derivada de los in­gresos que correspondan a las actividades gravadas y no sobre el total de los ingresos o de las utilidades de la persona moral con fines no lucrativos.

Ingresos

Menos: Deducciones

Igual a: Utilidad

Las personas morales autorizadas para recibir donati­vos deducibles para los donantes no estarán obligadas a pagar el ISR aun cuando enajenen bienes distintos a su activo fijo o presten servicios a personas distintas de sus miembros. Esto es entendible considerando que hay personas morales con fines no lucrativos:

  1. Autorizadas para recibir donativos.
  1. No autorizadas para recibir donativos.

En términos generales únicamente las personas morales no contribuyentes autorizadas para recibir donativos, por motivo de su objeto social, pueden distribuir sus beneficios entre personas que no son sus agremiados (por ejemplo las sociedades de beneficencia social) y pueden hacerse y deshacerse de activos, también con motivo de su actividad.

El séptimo párrafo del artículo 80 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta establece que las personas morales y fideicomisos autorizados para recibir donativos deducibles de impuestos podrán obtener ingresos por actividades distintas a los fines para los que fueron autorizados para recibir dichos donativos, siempre que no excedan del 10% de sus ingresos totales en el ejercicio de que se trate. En dicho párrafo se aclara que no se consideran ingresos por actividades   distintas a los referidos fines:

  1. Los que reciban por donativos
  2. Apoyos o estímulos proporcionados por la Federación, entidades federativas, o municipios
  3. Enajenación de bienes de su activo fijo o intangible
  4. Cuotas de sus integrantes y cuotas de recuperación.
  5. Intereses
  6. Derechos patrimoniales derivados de la propiedad intelectual
  7. Uso o goce temporal de bienes inmuebles
  8. Rendimientos obtenidos de acciones u otros títulos de crédito, colocados entre el gran público inversionista en los términos que mediante reglas de carácter general establezca el Servicio de Administración Tributaria.

En el caso de que los ingresos de las donatarias, no relacionados con los fines para los que fueron autorizadas para recibir dichos donativos, excedan del límite del 10% señalado, las citadas personas morales deberán determinar el impuesto que corresponda a dicho excedente, en los términos del Título II de esta Ley del ISR a la tasa del 30%, es decir, como si se tratara de personas morales contribuyentes.

Por: Redacción

Deja un comentario