Tengo o no, responsabilidad penal cuando hay delito de defraudación fiscal
abril 10, 2018
La enajenación y la transmisión de la propiedad para fines fiscales
abril 11, 2018

Errores  más comunes con las facturas 3.3

Errores  más comunes con las facturas 3.3

La versión 3.3 de los Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI) ha supuesto un reto para contribuyentes y empresas debido a la inclusión de nuevas reglas y requerimientos.

De acuerdo a la Asociación Mexicana de Proveedores Autorizados de Certificación, México es el segundo emisor de facturas electrónicas a nivel mundial con 14 millones de comprobantes fiscales al día y 77 proveedores autorizados con soluciones para las personas físicas y morales.

“Ante este considerable volumen de facturas, adecuar los procesos a esta nueva versión ha significado, tanto a las empresas como pequeños negocios, una inversión para integrar los nuevos catálogos y modificaciones”, refiere la firma de sistemas administrativos Microsip.

“Sabemos que ha sido difícil para las empresas, pequeños negocios y hasta para los contadores, familiarizarse con los 22 campos nuevos, los 17 catálogos, y las 46 reglas de validación que ahora son parte de la factura 3.3. Si bien la mayoría lo considera como un proceso tedioso, lo que deben considerar es que se busca hacer más eficiente la facturación, quitándole la complejidad al cálculo de los impuestos y tener mayor visibilidad en la información que recibe el Servicio de Administración Tributaria (SAT)”, comenta en un comunicado Israel Coto, director de la oficina Microsip en Ciudad de México.

El SAT generó esta serie de catálogos en donde los productos y servicios se encuentran homologados a claves para disminuir errores y evitar que sean sancionados los contribuyentes. Si bien, la lista es extensa, la minuciosidad ayuda a que todo más claro y específico, considera la empresa.

Aunque la versión 3.3 del CFDI pueda generar dudas, la empresa recuerda que facturar en este formato ya es obligatorio desde este año, y advierte que de incurrir en errores, los contribuyente se harán acreedores a diversas multas por parte del SAT. Por ello, exhorta que, al expedir una factura, no olvide realizar correctamente el proceso y considere los siguientes puntos:

– Validación de RFC: No podrá facturar si el RFC no existe en el SAT.

– Validación del lugar de expedición: No podrá realizarse la facturación si está validando en una zona horaria diferente a donde está dado de alta.

– Uso CFDI: El emisor preguntará para qué necesita la factura. Existe un catálogo de más de 21 opciones.

– Establecer correctamente los códigos al catálogo: Preste atención a que se establezca de forma correcta el código de producto en la factura (ClaveProdServ).

– Use la nueva versión lo antes posible: Si no ha hecho el cambio a la factura 3.3, no podrá facturar.

“Las empresas o negocios pueden apoyarse en sistemas administrativos que son una herramienta ideal al momento de generar las facturas, ya que ayudan a que dicho documento cumpla con los requerimientos solicitados y se expidan en tiempo y forma; con algunas ventajas adicionales, como la actualización constante ante las modificaciones que emite la autoridad fiscal, de manera que un negocio tendrá la seguridad de que se está facturando correctamente”, concluye la firma.

Deja un comentario