Intereses no deducibles aún y cuando no se tengan préstamos bancarios
noviembre 1, 2019
¿Es obligatorio el aseguramiento de maestros (as) y profesores (as)?
noviembre 6, 2019

Diferencia entre obsequios y donativos

El artículo 26 del reglamento de la Ley del Impuesto al Valor Agregado señala que se consideran transmisiones de la propiedad pero por las cuales no se está obligado al pago de dicho impuesto los obsequios que efectúen las empresas, siempre que sean deducibles en los términos de la Ley del Impuesto sobre la Renta. La fracción III del artículo 28 de este último ordenamiento, precisa que serán deducibles los obsequios, atenciones y otros gastos de naturaleza análoga que estén directamente relacionados con la enajenación de productos o la prestación de servicios, cuando sean ofrecidos a los clientes en forma general.

Encontramos en lo expuesto una diferencia fundamental entre un obsequio y un donativo en la consideración de que ambos pudieran deducirse, y es que el primero debe ser otorgado a los clientes en forma general, el donativo debe entregarse a una institución autorizada para recibirlo. Además, para este último caso, se tiene un límite en la deducción y es que no debe exceder del 7% de la utilidad fiscal obtenida por el contribuyente en el ejercicio inmediato anterior a aquél en el que se efectúe la deducción del donativo. Cuando se realicen donativos a favor de la Federación, de las entidades federativas, de los municipios, o de sus organismos descentralizados, el monto deducible no podrá exceder del 4% de la utilidad fiscal antes referida, sin que en ningún caso el límite de la deducción total, considerando estos donativos y los realizados a donatarias autorizadas distintas, exceda del 7% citado.

Por: Redacción

Deja un comentario