Prima vacacional
noviembre 26, 2018
El aseguramiento precautorio
noviembre 28, 2018

Declaración en las aduanas de los recursos que se portan

Conforme al artículo 9 de la Ley Aduanera, toda per­sona que ingrese al territorio nacional o salga del mismo y lleve consigo cantidades en efectivo, en cheques nacionales o extranjeros, órdenes de pago o cualquier otro documento por cobrar o una combi­nación de ellos, superiores al equivalente en la mo­neda o monedas de que se trate, a diez mil dólares de los Estados Unidos de América, estará obligada a declararla a las autoridades aduaneras.

La persona que utilice los servicios de empresas de transporte internacional de traslado y custodia de valores, así como las de mensajería, para internar o extraer del territorio nacional las cantidades en efec­tivo o cualquier otro documento de los previstos en el párrafo anterior o una combinación de ellos, estará obligada a manifestar a dichas empresas las cantida­des que envíe, cuando el monto del envío sea supe­rior al equivalente en la moneda o monedas de que se trate, a diez mil dólares de los Estados Unidos de América.

Las empresas de transporte internacional de trasla­do y custodia de valores, así como las de mensa­jería, que internen al territorio nacional o extraigan del mismo, cantidades en efectivo o cualquiera de los documentos previstos en el párrafo anterior o una combinación de ellos, estarán obligadas a declarar a las autoridades aduaneras, en las formas oficiales aprobadas por el Servicio de Administración Tribu­taria, las cantidades que los particulares a quienes presten el servicio les hubieren manifestado.

Respecto de las personas que se encuentren en los supuestos de infracción referidos en los dos párrafos anteriores, los artículos 184 fracción VIII y 185, frac­ción VII, establecen una multa del 20% al 40% de la cantidad que exceda al equivalente en la moneda o monedas de que se trate a diez mil dólares de los Estados Unidos de América.

El último párrafo del artículo 105 del Código Fiscal de la Federación establece que la persona que no declare en la aduana a la entrada al país o a la salida del mismo, que lleva consigo cantidades en efecti­vo, en cheques nacionales o extranjeros, órdenes de pago o cualquier otro documento por cobrar o una combinación de ellos, superiores al equivalente en la moneda o monedas de que se trate a treinta mil dó­lares de los Estados Unidos de América se le sancio­nará con pena de prisión de tres meses a seis años. En caso de que se dicte sentencia condenatoria por autoridad competente respecto de la comisión del delito a que se refiere este párrafo, el excedente de la cantidad antes mencionada pasará a ser propie­dad del fisco federal, excepto que la persona de que se trate demuestre el origen lícito de dichos recursos.

Por: Redacción

 

Deja un comentario