Procedimiento de cancelación del ajuste anual por inflación motivo de la cancelación de créditos o deudas
octubre 21, 2019
Intereses no deducibles aún y cuando no se tengan préstamos bancarios
noviembre 1, 2019

Constancia de viáticos y porcentaje que podrá no ser comprobado

En años pasados ocurría que funcionarios o empleados que recibían anticipos para realizar gastos a nombre de sus empresas o instituciones no reembolsaban los remanentes que en su caso les quedaban o incluso no devolvían el dinero cuando las erogaciones no se efectuaban.

Los legisladores asumieron que algunos patrones entregaban salarios a sus trabajadores bajo la figura de gastos a comprobar respecto de los cuales no pagaban el impuesto sobre la renta correspondiente. Es por ello que actualmente, la fracción XVII del artículo 93 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta les establece a los viáticos la característica de ingreso de los trabajadores (pese a que en esencia no es un ingreso de estos), pero señala que se considerarán exentos si es que el trabajador comprueba la realización del gasto, con los comprobantes fiscales correspondientes.

La fracción VI del artículo 99 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta estatuye a los patrones la obligación de entregar, a más tardar el 15 de febrero de cada año, a las personas a quienes les hubieran prestado servicios personales subordinados, constancia y comprobante fiscal del monto total de los viáticos pagados en el año de calendario de que se trate y que fueron comprobados por estos con documentación comprobatoria a nombre de aquellos. Más adelante veremos que se releva de la obligación de entregar la constancia.

El artículo 152 del Reglamento de la Ley del Impuesto Sobre la Renta establece la facilidad de que las personas físicas que reciban viáticos y sean erogados en servicio del patrón, puedan no presentar comprobantes fiscales hasta por un 20% del total de viáticos recibidos en cada ocasión, cuando no existan servicios para emitir los mismos, sin que en ningún caso el monto que no se compruebe exceda de $15,000.00 en el ejercicio fiscal de que se trate, siempre que el monto restante de los viáticos se eroguen mediante tarjeta de crédito, de débito o de servicio del patrón. Se entiende entonces que se está autorizando a efectuar algunos de los pagos en efectivo y que en tal caso podrá no obtenerse comprobante fiscal. La parte que en su caso no se erogue deberá ser reintegrada por la persona física que reciba los viáticos o en caso contrario deberá considerarse ingreso acumulable obtenido por la persona física.

El artículo reglamentario señala que las cantidades no comprobadas se considerarán ingresos exentos para efectos del Impuesto Sobre la Renta, siempre que además se cumplan con los requisitos del artículo 28, fracción V de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, es decir, requisitos de deducción establecidos al patrón que pretenda deducir sus gastos de viaje, los cuales, precisados de manera sucinta son:

1. Deben destinarse al hospedaje, alimentación, transporte, uso o goce temporal de automóviles y pago de kilometraje, de la persona beneficiaria del viático y aplicarse fuera de una faja de 50 kilómetros que circunde al establecimiento del contribuyente.

2. Las personas a favor de las cuales se realice la erogación, deben tener relación de trabajo personal subordinado con el contribuyente o deben estar prestando servicios profesionales.

3. Los gastos deben estar amparados con un comprobante fiscal cuando éstos se realicen en territorio nacional o con la documentación comprobatoria correspondiente, cuando los mismos se efectúen en el extranjero.

4. Tratándose de gastos de viaje destinados a la alimentación, éstos sólo serán deducibles hasta por un monto que no exceda de $750.00 diarios por cada beneficiario, cuando los mismos se eroguen en territorio nacional, o $1,500.00 cuando se eroguen en el extranjero, y el contribuyente acompañe el comprobante fiscal o la documentación comprobatoria que ampare el hospedaje o transporte. Cuando a la documentación que ampare el gasto de alimentación el contribuyente únicamente acompañe el comprobante fiscal relativo al transporte, la deducción sólo procederá cuando el pago se efectúe mediante tarjeta de crédito de la persona que realiza el viaje.

5. Los gastos de viaje destinados al uso o goce temporal de automóviles y gastos relacionados, serán deducibles hasta por un monto que no exceda de $850.00 diarios, cuando se eroguen en territorio nacional o en el extranjero, y el contribuyente acompañe el comprobante fiscal o la documentación comprobatoria que ampare el hospedaje o transporte.

6. Los gastos de viaje destinados al hospedaje, sólo serán deducibles hasta por un monto que no exceda de $3,850.00 diarios, cuando se eroguen en el extranjero, y el contribuyente acompañe a la documentación comprobatoria que los ampare la relativa al transporte.

7. Cuando el total o una parte de los viáticos o gastos de viaje con motivo de seminarios o convenciones, efectuados en el país o en el extranjero, formen parte de la cuota de recuperación que se establezca para tal efecto y en el comprobante fiscal o la documentación comprobatoria que los ampare no se desglose el importe correspondiente a tales erogaciones, sólo será deducible de dicha cuota, una cantidad que no exceda el límite de gastos de viaje por día destinado a la alimentación (Ver numeral 4). La diferencia no será deducible.

No obstante lo dispuesto en el numeral 6, la facilidad de no presentar comprobante no es aplicable a gastos de hospedaje y de pasajes de avión, pues así lo establece el referido artículo 152.

Hay cierta antinomia en cuanto a que la ley precisa que quien realiza el viaje podrá no entregar comprobantes hasta por un 20% del total de viáticos recibidos en cada ocasión sin que en ningún caso el monto que no se compruebe exceda de $15,000.00 y por otra parte, el reglamento señala que para gozar de la exención se deberá contar con comprobantes fiscales (ver numeral 3).

Consideramos que lo procedente es que quien realiza el viaje podrá no entregar comprobantes en el porcentaje y monto establecidos y que el patrón no podrá deducir los gastos.

La regla 2.7.5.3., de la Resolución Miscelánea Fiscal 2019, señala que los contribuyentes que hagan pagos por concepto de sueldos y salarios podrán dar por cumplidas las obligaciones de expedir la constancia y el comprobante fiscal del monto total de los viáticos pagados en el año de calendario a los que se les aplicó lo dispuesto en el artículo 93, fracción XVII de la Ley del ISR (es decir, se les consideró ingreso exento), mediante la expedición y entrega en tiempo y forma a sus trabajadores del CFDI de nómina, siempre que en dicho CFDI hayan reflejado la información de viáticos que corresponda en términos de las disposiciones fiscales aplicables.

Por: Redacción

Deja un comentario